La generación de moda, los Millenials, han sacudido muchos ámbitos de la vida, incluyendo la forma en la que se llevan a cabo ciertos eventos importantes como una boda.

Sin duda hablamos de una generación marcada por la desobediencia (en un buen sentido) de patrones. En días pasados, las bodas eran asuntos súper formales y tradicionales, hoy en día, los Millenials han decido marcar su propio camino, desde la elección de sus sedes, hasta su decoración.

Los Millennials se alejan de las ceremonias religiosas y gravitan hacia las ceremonias civiles, a espacios alternativos como almacenes, graneros, casas de campo o incluso cuevas se están volviendo cada vez más populares.

Los espacios al aire libre y las opciones más rurales, están tomando el relevo de iglesias y salones de recepción. Estar afuera en un campo o en un jardín hace que la ceremonia parezca más natural.

Pero el elemento tradicional del altar de la iglesia no se ha perdido por completo. Para las ceremonias externas, muchas parejas optan por un arco o altar personalizado, ya sea un arco curvo, cuadrado o algo más inusual, para enmarcar ese momento mágico.

Antes las bodas solían tener dos lugares separados, uno para la ceremonia y otro más para la recepción. Los Millennials arman todo en uno para minimizar las molestias y por supuesto, los gastos.

En Salón de Fiestas Chapultepec somos conscientes de la evolución generacional, es por ello que priorizamos tus necesidades y nos ajustamos a éstas. Visítanos y juntos planearemos un evento digno de recordar.

Estamos comprometidos con superar tus expectativas y cumplir cada uno de tus requerimientos.



*Fuente: Gpo Elite